BLOG: Observadores de Estrellas

Testimonio de Moira Evans (astrónoma aficionada de SAVAL)

Compartido por: Moira Evans
Publicado: 12.03.2018 en

Me temo que mi historia personal en la astronomía es algo acotada. Tenía una madre muy culta (hablaba cinco idiomas), que nos estimulaba (eramos 5 hermanos) a aprender cada vez que pudiésemos. La disponibilidad de la Enciclopedia Británica completa y numerosos libros de Arte, Historia, y la colección de la Cassel´s Encyclopedia que tapizaban los pasillos de mi casa, me llevó a abrirlos y buscar temas que me llamasen la atención, entre ellos, la geología (fascinantes minerales de todos colores y formas), la historia (me concentré en la historia medieval de Inglaterra, Escocia, Francia, etc.), la biología (los árboles, en especial siempre me han fascinado en sus formas diversas), el arte (me fascinaban los dibujos y plaques en los libros con descripciones de todo tipo de animales, insectos, vegetación, etc),  y, por supuesto, la astronomía. Tenía la suerte de que había un cerro detrás de mi casa en el barrio Miraflores de Viña del Mar. Esto me permitió pasar crepúsculos y luego gran parte de las noches de verano junto a una de mis hermanas, de espaldas sobre alguna frazada para observar cuanto se moviese allá arriba, enamorándome de la oscuridad albergadora de vida. Pudimos ver el alunizaje en vivo, en la televisión incipiente en Chile. Mi padre nos incentivaba a leer Ciencia Ficción: A.C. Clarke, Isaac Asimov, Ray Bradbury,..
Todo eso quedó dormido mientras criaba a mis tres hijas, para ser retomado a los 38 años en el año 1996 (en Saval). Esto fue de manera creciente a medida que mis hijas ya no me demandaban tanto tiempo.  Hoy me dedico a la astronomía en mi tiempo libre, a la pintura al oleo de manera creciente y al cuidado de árboles en un intento de re-forestación y rescate de la vegetación que tanto bien nos brinda.
MOIRA EVANS
(SAVAL, Sociedad Astronómica de Valparaíso)